Con fecha 27 de Septiembre de 2016, la Universidad Nacional de Formosa otorga a Mempo Giardinelli el Doctorado Honoris Causa

El rector de la Universidad Nacional de Formosa le entregó en la Biblioteca de la institución el título de Doctor Honoris Causa, luego de lo cual el galardonado dijo entre otros conceptos, que “este es un acto de extrema generosidad y me siento muy honrado. Primero fue la sorpresa, porque un honor de este tipo se reserva generalmente a personalidades importantes, y yo no creo serlo (...) Mi vida ha sido más terrenal que ensoñada, o sea más intensa y dura de lo que me hubiese gustado, pero si en algo fui coherente, fue en mi pasión literaria y en mi única fe inclaudicable: la lectura y la literatura como normas excluyentes de mi crecimiento intelectual.

“Leer y escribir fue lo que me guió y me persiguió desde mis años de militancia política sindical, luego en el exilio y el desexilio, y en la revista “Puro cuento”, que dediqué a esa pasión de narrar relatos breves que es tan argentina y tan latinoamericana.

“Yo no sé si un escritor se arrepiente de tal o cual página o libro ni si eso está bien o está mal, pero lo que sí sé hoy es que mi trabajo durante medio siglo fue un irrenunciable ejercicio de pasión lectora y pasión escritural, disciplina, imaginación a marcha forzada, felicidad onírica, mucho dolor a veces, alegría desmesurada, otras; y siempre, la permanente desesperación ante los sucesivos desastres políticos y sociales de este país que amamos y nunca nos da tregua.

“La creación literaria es uno de los pocos oficios terrestres que impone casi ineludiblemente que el sujeto reflexione acerca de su quehacer sobre la marcha. Lo que equivale a reflexionar acerca del todo y la nada que pueden conducir a ninguna parte, porque el escritor y el poeta, en realidad son un manojo más de dudas que certezas, más de interrogantes que de afirmaciones”.

>> Volver